La trampa de Joaquín Lavín.

Joaquín tuvo un proyecto que consistía en construir viviendas sociales en un sitio que, perteneciendo a Las Condes estaba en Territorio de Vitacura. Esta feliz idea erizó a todos los contribuyentes de Vitacura incluyendo a su Alcalde que finalmente le compró los terrenos para que se fuera con su genial idea a otra parte, es decir a Las Condes “Si la idea es tan buena por qué no la haces en tu comuna? le dijeron.

Joaquín entendió que si porfiaba en ese proyecto podría transformar la paz de esa comuna en una verdera guerra santa y allá no estaban sus dominios de poder.

Entonces lo trajo a su comuna, sin consultarlo con los contribuyentes y ciudadanos que, como siempre, hace poco votaron confiadamente en él, entre otras razones porque prometió hacer consultas  frente a nuevos proyectos e importantes iniciativas en la comunidad.

Las protestas iniciales a su proyecto las ignoró. No ha querido conversar con la comunidad y la única respuesta que dio (al parecer en twitter) es “mal”.

¿Qué le pasó a Joaquín?

Es muy probable que alguna consultora como Imaginacción u otra le haya aconsejado realizar proyectos más populistas que lo muestren como un político ocupado de los problemas reales de la gente, como fue su promesa en épocas de candidato. Una promesa maravillosa que hoy no se entiende ya que justamente a la gente que lo apoyo y votó por él hoy les pone una trampa que atenta contra sus intereses, que atenta con la propiedad, algo que para cualquier persona es sagrado.

La decisión es muy astuta y bien pensada ya que negarse a que se construyan viviendas sociales frente a tu casa puede ser interpretado como: segregación, discriminación, xenofobia, homofobia y tantos otros juicios que hoy son argumentos tan injustos como abusivos frente a este problema real de la gente.

El abuso de confianza

Lo que Joaquín Lavín está haciendo es justamente lo que hoy tanto se combate: el abuso, y específicamente el abuso desde el poder, la falta de respeto y lealtad con quienes le otorgaron su total confianza. ¿Quién hubiera imaginado hace unos meses atrás que Joaquín Lavín expondría a la gente de su comuna a la incertidumbre y al riesgo de pérdida del valor de sus propiedades? ¿Estaba acaso en su programa o en sus promesas?

Si miramos esto desde una perspectiva más dura, lo que está haciendo Joaquín Lavín es traicionar a sus votante y si el estima lo contrario, entonces debe realizar un plebiscito.

Si el insiste y porfía en realizar su obra sin consultar a los vecinos… que lo eligieron… podría llevarse el rechazo casi unánime de la comuna que lidera. Hoy más que nunca son los valores los que resaltan a las personas. Estamos aburridos de la corrupción, del marketing político, de los abusos, de las decisiones populistas e irresponsables que sólo tensionan y profundizan las diferencias sociales.

Una posibilidad a explorar

Tal vez la única manera de poder superar esta crisis creada por la decisión del Alcalde, es una conversación franca y abierta con él para juntos desarrollar ideas  en favor de la sociedad, que consideren la realidad de los más necesitados de viviendas y la opinión y realidad de quienes viven en esta comuna.

¿Está dispuesto a esto Alcalde?

 

 

 

Anuncios

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en Coaching. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La trampa de Joaquín Lavín.

  1. Magdalena Aracena dijo:

    Hola, queremos comunicarnos contigo, somos los vecinos que estamos haciendo ruido por este tema

    Encantado
    Olallajorge@gmail.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s