Lecciones de una trampa (des) comunal.

Se publicó hoy la siguiente información acerca del “caso viviendas sociales”:

 Lavín se anota un triunfo: Todo el Concejo municipal aprueba viviendas sociales en Rotonda Atenas.

Todos los Concejales, sin excepción aprobaron y aplaudieron el proyecto sin mencionar reparo alguno, es decir, todos los concejales de nuestra comuna encontraron que era un proyecto perfecto, además señalaron que entienden a los vecinos que se mostraron en desacuerdo con el, debido a que estaban “mal informados”.

Estos concejales aduladores,  no tuvieron ninguna palabra de apoyo o de solidaridad con las miles de familias que viven alrededor de la Rotonda Atenas que se sienten fundadamente afectadas y que según ellos se debe a que estan “mal informadas. En realidad  esas familias no estaban informadas, que es diferente. Nunca se había hablado de esto, apareció abruptamente y nos pilló a todos literalmente en pelotas, sin ninguna preparación, ni organización ni nadie que pudiera representarnos como un grupo humano organizado y preparado frente a lo que consideramos un abuso.

El resultado fue desastroso, la prensa y la TV se encargaron de ahogar cualquier tipo de reclamo transformando el tema en un asunto de discriminación y prejuicios. Las declaraciones de los vecinos fueron editadas para que la mayoría de ellas fueran de tinte clasista, arribista e insolentes con los futuros moradores que vendrán.

La incertidumbre, la impotencia, la profunda decepción de estas familias con su Alcalde, nunca apareció en las noticias.

Los testimonios de quienes estaban a favor de la idea eran tajantes y emotivos. Que los vecinos de la Rotonda se negaran al proyecto significaba discriminación, intolerancia, falta de humanidad y de solidaridad. Es decir justamente alrededor de la Rotonda Atenas coincidieron mágicamente puras familias inhumanas e insensibles.

Han sido muy triste y estresantes estos días.

Ninguno de esos concejales que tanto aplaudieron, vive alrededor de la Rotonda Atenas, por lo que el problema no es de ellos es de otros, que somos nosotros. Para este Municipio no tenemos ningún valor, somos una minoría y no merecemos el más mínimo respeto.
El proyecto va “te guste a no” esa fue la respuesta que se sintió a nuestro reclamo.

Los abusadores no consultan a nadie, no dan explicaciones y jamás se disculpan. Siempre van a dañar a una minoría; las mayorías les causan temor. Nosotros somos una minoría a la que se puede ignorar y que da lo mismo lo que pensemos porque además no podemos hacer nada y tampoco supimos qué hacer frente a esto. En realidad ya no lo supimos hacer porque a estas alturas ese proyecto es imbatible.

Ahora las encuestas arrojan más de un 70% de aprobación para Lavín como futuro candidato a Presidente, su movida fue considerada genial en el ámbito político porque atrajo la atención y aprobación de todos los sectores.

Estar en contra del proyecto de Lavín significa ser ajusticiado como un discriminador, como esas familias que viven alrededor de la Rotonda Atenas.

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en adulto mayor, asombro, Coaching, Coaching social, cuentos, Historias, Humanidad, Justicia, Mobbing, Municipalidades, Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s