El tropezón de Lavín

En apenas unos meses, El Alcalde Lavín se las ingenió para tener 2 intervenciones en la comuna en su inconfundible estilo: creativo, polémico, mediático y político.

Don Joaquín no da puntada sin hilo.

PARTE I

Su idea de construir en la Rotonda Atenas un edificio de viviendas sociales (enfocadas en personas de bajos ingresos) la llevó adelante contra viento y marea. No escuchó la voz  de los vecinos quienes se opusieron a tal idea que, es dable reconocer, ofrecía muchas dudas y sospechas.

Los medios de comunicación se encargaron de dinamitar las protestas que se iniciaron. Lamentablemente hubo opiniones muy desafortunadas de algunos vecinos en contra del proyecto, las cuales fueron editadas y magnificadas a través de los diarios, radios y TV.
Fue así como, quienes se oponían a la construcción del edificio, fueron acusados de: discriminación, insensibilidad social. clasistas, fachos, xenófobos y más. El propio Alcalde se declaró “sorprendido” por el incomprensible arrebato de algunos vecinos.

Los partidos políticos y las autoridades en general, apoyaron en forma transversal esta loable iniciativa de Lavín, la que fue calificada de: humana, solidaria, moderna, oportuna… salvo contadas excepciones, nadie se atrevió a cuestionarlo. Incluso los Alcaldes más lejanos a su trinchera política lo elogiaron y hasta se sacaron sonrientes fotos con él. Sólo la Teletón ostenta mayor unanimidad nacional que el proyecto de Lavín.

Los vecinos tuvieron que callarse, pasaron a ser enemigos y personas no gratas.

Tuvieron que tragarse la decisión del Alcalde sin chistar. Percibieron que si continuaban alegando, más bajaría el costo de sus moradas. Fue una verdadera trampa.

 

PARTE II

Animado por esta contundente victoria mediática a nivel nacional (las encuestas lo dieron como el candidato con mejores posibilidades para ser el próximo Presidente de Chile)  Don Joaquín impulsó otra de sus grandilocuentes ideas: Una Laguna de Cristal para el Parque Intercomunal (vaya nombre de cuento de Hadas). Un proyecto que sus colaboradores aseguraban  iba a hipnotizar a los vecinos de Las Condes. Algo similar a lo que ocurrió con los colonos del Oeste que vendían espejos a los asombrados indios.

Todo estaba matemáticamente calculado, hasta el valor que tendría la entrada para disfrutar en familia de la Laguna de Cristal. La maqueta del nuevo Parque, realizada por el mismo artista que hizo la maqueta del edificio aquel, era espectacular. Nada podía fallar.

En esta cruzada embarcó a los Alcaldes de Providencia y La Reina ¡Cómo negarse a una iniciativa del Alcalde Lavín!

En apenas 10 días se lanzó la propuesta con votación electrónica (otra novedad del Alcalde), la fiesta prometía éxito total. Pero lo que el Alcalde y su entusiasta grupo no consideró fue que en realidad la idea era una soberana estupidez ya que convertía al austero y natural Parque en un Mall con Laguna (de cristal, por supuesto). Era demasiado evidente el trasfondo de negociado inescrupuloso con ese Parque natural, el cual sería violado y usado en beneficio de los intereses del Alcalde y su grupo. Muchos imaginaban el Parque abarrotado de tiendas y patios de comida.

Y por sobre todo tampoco consideraron la irritación e impotencia acumulada en los vecinos de Las Condes en quienes el Alcalde antes infringió una severa humillación. La mayoría de ellos eran sus leales votantes, los mismos que le dieron el 80% de los votos y que paradójicamente ahora lo rechazaban con el mismo 80% de los votos. Una sorpresa total.

Los vecinos de Las Condes ya no vieron a ese Alcalde cuya pasión era estar al servicio de la comuna, ahora con profunda decepción veían a un político más, codicioso y usándolos a ellos y a la Alcaldía para su temprana campaña como candidato a la Presidencia del país.

Luego de la votación, el Alcalde público un vídeo donde emulando al Puma Rodríguez  dijo: “Hay que escuchar la voz del pueblo” y sin autocrítica alguna intento minimizar lo sucedido.

Por primera vez en su larga y exitosa carrera política, Don Joaquín se fue a dormir esa noche con la cola entre las piernas y sus vecinos de Las Condes, con una sonrisa triunfadora.

Anuncios

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en adulto mayor, asombro, Coaching, Coaching social, cuentos, Justicia, Municipalidades, Política, tercera edad, Valores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s