EL FIN DE LOS ABUSOS Y EL COACHING ONTOLOGICO

 

Los abusos son el verdadero tema central que nos convoca.
Ellos han alimentado la ira acumulada por años en la ciudadanía.

El abuso a que me refiero contempla también a los vándalos y narcotraficantes que hoy nos tienen aterrados con violencia sin piedad.

Nos es menor que entre los principales abusos que la ciudadanía quiere eliminar de raíz, la dieta de los parlamentarios ocupe los primeros lugares. Ver el comportamiento de diputados y senadores en estos terribles momentos es algo patético e insólito, un verdadero insultó a todo el país. La codicia los alejó definitivamente de la gente, de los electores que confiaron en ellos.

El resto de los abusos es una larga lista que ya todos conocemos.

El fin de los abusos es algo que debemos construirlo entre todos, no hay otra alternativa y esto sólo puede suceder con un diálogo, lo que hasta ahora parece imposible.

En estos duros momentos que vive nuestro país ¿dónde está el coaching ontológico?

La ontología del lenguaje, que es la teoría y el coaching ontológico, que es la práctica, ofrecen herramientas notables para conversar. Por muy difíciles que sean los temas, por mucha tensión que exista en los espíritus, hay maneras de prepararnos, motivarnos y lograr esa ansiada conversación que tanto esperamos.

Este triste escenario en el que nos encontramos estancados es una oportunidad muy grande para que los inspiradores, fundadores y coaches de esta disciplina, participen activamente con su influencia y sabiduría, creando los contextos para que empecemos a escucharnos.

Es importante salir de la comodidad (zona de confort que le dicen) y bajar a la dureza de esta realidad terrenal con un mensaje ontológico potente y franco. Referirse sin medias tintas a la corrupción, a los engaños, a la incoherencia, a la pérdida de la confianza, a las responsabilidades que cada uno debe asumir y también a lo que hemos aportado con nuestras conductas a la decepción y a la desazón de las personas.

Hacernos cargo de lo que hemos aprendido en beneficio de los seres humanos y de nuestra sociedad y usar nuestra influencia para combatir la sordera y la sinrazón.

Entrego mi grano.

¿Qué estamos esperando?

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en adulto mayor, angeles y demonios, asombro, Coaching, Coaching social, Justicia, Política, tercera edad, Valores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s