Un nuevo Orden para el Coaching Ontológico

8761_1Rodrigo y Paz se sienten iluminados 

“Querida comunidad, vamos a partir con una reflexión que nos tiene muy apasionados y se trata de mostrar cómo logramos instalar aprendizajes en forma permanente en nuestras vidas. Hemos estado en estas conversaciones desde hace tiempo y creemos que esto es fundamental en lo que es el Coaching Ontológico de estos tiempos”

Esto lo dice Paz sonriendo a la cámara mientras se muestra una lámina:

“APRENDIZAJE DEL TERCER ORDEN”

“Caminos de recurrencia”

(Rodrigo, al lado de ella, asiente con una sonrisa y levanta su dedo pulgar como gesto de aprobación)

Me apresuro en buscar una definición de recurrencia: “Acción de volver a ocurrir o aparecer una cosa con cierta frecuencia o de manera iterativa. (Por ejemplo: ciertos antibióticos son efectivos contra la recurrencia de la infecciones del oído)

De acuerdo a esta definición, el Aprendizaje del Tercer Orden sería la solución definitiva a todas esas piezas que, a pesar del intenso programa de formación, quedaron sueltas o bien hay que cambiarlas. Son esas conductas o pensamientos recurrentes que van haciendo ruido al sueño y a la inspiración de la comunidad y se deben corregir.

Rodrigo y Paz (ahora Paz y Rodrigo) desde hace un tiempo hacen una dupla de siameses. Aparecen siempre uno al lado del otro cariñosamente bien juntitos, se ven felices y ansiosos; hicieron un webinar y un video-entrevista para lanzar ahora su último descubrimiento: El Aprendizaje del Tercer Orden.

La idea, al parecer,  es transformarnos en seres perfectos, sin distorsiones.  Rodrigo así lo define:

noticia-corea-del-norte“Transformación en lo más interior de nuestro ser, es decir, se trata de un aprendizaje transformacional que se sostiene en el tiempo luego de un camino de recurrencia para instalar nuevas prácticas, patrones y hábitos. Somos capaces de impactar y mover nuestro entorno”

Paz, plena de entusiasmo, toma la palabra y nos habla de “un nuevo habitante, un ser lleno de nuevas posibilidades” Este concepto del tercer orden de aprendizaje suena algo de controlador y manipulador. Me da la impresión que esto ya lo practican con éxito en Corea del Norte.

Por ahí en medio del video Rodrigo advierte: ¡Ojo, esto no es una práctica robotizada! (qué alivio).

Hasta ahora se conocían las órdenes que dictaron los fundadores, autores e inspiradores que eran dos: Aprendizaje del Primer Orden y Aprendizaje del Segundo Orden que corresponden al capítulo N°1 de la Ontología del Lenguaje: el observador.

Pero Rodrigo y Paz (o Paz y Rodrigo) quieren más. No están satisfechos con esos mezquinos dos aprendizajes y decidieron raspar la olla hasta encontrar un tercero. Llama la atención que este descubrimiento no haya tenido el impacto que se merece en el mundo del Coaching pues como lo cuentan, parece ser equivalente al descubrimiento de los agujeros negros en la astronomía.

Sin respeto alguno intervienen y manosean el tan simple y sabio modelo OSAR; es como agregarle un par de mandamientos a las tablas de Moisés o pintarle bigotes a la Gioconda.

r3

Es bien probable que esta dupla próximamente lance un programa tipo: “APRENDIZAJES  Y MOVIMIENTOS PARA UN TERCER ORDEN”con certificación incluida y dirigido a todos los coaches que quieran avanzar “aún más” en el honroso camino de estar al servicio del universo (léase de ellos). Habrá muchos bailes ejercicios y dinámicas ad hoc y todos se certificarán, por supuesto.

La presentación de este tercer orden, deja la impresión de que sus autores son ellos mismos. No hay  ni siquiera un saludo a Gregory Batenson  (PNL) que en el año 1985 descubrió algo parecido.

El webinar de Paz y Rodrigo es atroz, aburrido y desordenado; cero impecabilidad (es cosa de verlo) el texto y el relato están plagado de los mismos clichés de siempre:

¿De qué quiebre nos estamos haciendo cargo?

¿Qué nos moviliza?  ¿Cuál es el propósito de esta conversación?

¿De qué tiene que hacerse cargo el coaching? 

Qué agotador. Siendo  el coaching ontológico tan simple de aprender ¿Para qué enredarlo torpemente como elefantes en la cristalería?

Una lata, un ladrillo – a veces es inentendible – tanto el video-entrevista como el webinar que esta pareja presentan. Los dos formatos son igual de malos, parejitos.

φ

Más allá de lo cómico que esto pueda parecer, también es trágico

En el Reino de la Adulación no hay lugar a opiniones divergentes, a la crítica, al sano feedback. Sólo se escuchan aplausos  y juicios tentadores que se repiten hasta el cansancio, como la gratitud, que al final se transforma en deuda y la admiración, que al final te convierte en devoto.

Son los seguidores los  responsables de alimentar a una élite que hace rato perdió sus ideales y aún viven alimentados por quienes los siguen incondicionalmente, ellos, temerosos, piensan que al perder eso lo perderían todo y ellos … aman ser coaches! no hay mejor zona de confort. Pertenecer a una comunidad prestigiada, significa tener la bendición celestial para operar en el mercado. Entonces, como dicen allende ¡andá a decirles algo!

El gran problema es que esa élite  ha ido desarrollando algunos pecados; la codicia por ejemplo.

Más y más ¿de qué?…¡de todo!

Ser autor, inspirador o maestro, es irresistible.

Sentirse superior, ser adulado, es un designio, un honor.

Ser humilde… es imposible!

… y lo peor: “Sentir que tienen una misión muy importante que cumplir en el mundo”

Con esto último se dan el derecho a eternizarse y “el honor” de diseñar  “el nuevo ser que habitará el mundo”. A lo mejor pronto vendrá un 4° o 5° orden y ese ser que están moldeando ahora podrá auto-implantarse un chip  – a un precio razonable – renovable cada año, como una matrícula. 

Una gran reflexión que no se debe olvidar:

“Sostenemos que el coaching ontológico tiene un poder sin precedentes para tratar con el sufrimiento humano, por ejemplo. No hemos visto ningún enfoque previo que tenga el poder que posee el coaching ontológico. En cierto modo, si se nos permite usar una metáfora, el coaching ontológico es como el descubrimiento de la energía nuclear en comparación con todas las fuentes anteriores de energía. Pero, tal como sucede con la energía nuclear, este poder también, puede ser usado de maneras destructivas y bien puede conducir a inhabilitar a las personas”

Rafael Echeverría / Julio Olalla (1991)

 

Para quienes quieran conferir:

Webinar:    https://vimeo.com/324230250

 

 

 

 

Anuncios