Cuando el honor se pierde , aparece la vergüenza

vidrio

EL TEJADO DE VIDRIO

El Tejado de Vidrio es una metáfora que muestra el peso de la incoherencia en los seres humanos.

Lo que antes estaba oculto o en la imaginación, ahora aparece cuando – literalmente – hemos sido “pillados” en una actitud que  muestra incoherencia en nuestra conducta privada y altera nuestra imagen pública.

Hace algunos años, hubo una intervención teatral urbana en el centro de Santiago, donde se instaló una casa completamente transparente. En vez de muros tenía vidrios y así se le llamò: La Casa de Vidrio. Miles de personas observaban diariamente la vida de una atractiva joven (actriz) quien vivía en esa casa y se desplazaba con total naturalidad como si la casa tuviera murallas y nadie la observara. Ella se bañaba, se vestía y salía entremedio de esa multitud completamente sorprendida con lo que veían.

Ella actuaba como si nada sucediera y todos la habían visto recién ducharse desnuda.

casa-vidrio

De una cierta manera, el Tejado de Vidrio es una emoción, la que aparece cuando decimos o hacemos algo que nos atrapa en la incoherencia. Cuando decimos que somos de una manera y en la realidad nuestra conducta es otra… y la descubren, en ese momento aparece el Tejado de Vidrio sobre nuestra cabeza y nos va a poner nerviosos, nos va a desconcentrar, seguramente sentiremos cierta vergüenza y nuestro rostro se sonrojará (sólo en los incoherentes más avanzados esto último  no sucede ya que sus duros rostros soportan temperaturas incluso polares)

La incoherencia es la falta de coherencia, es la carencia de una debida relación lógica entre lo que decimos y lo que hacemos. El peso de esta incoherencia equivale simbólicamente a un tejado cuya transparencia nos delata.

El Tejado de Vidrio es terrible, especialmente cuando nos resistimos a reconocer nuestra obvia incoherencia negándolas con mentiras tras mentiras. Hay ejemplo dramáticos de grandes personajes, referentes con reconocidos liderazgos, que hoy deambulan por los rincones del cargo que aún ostentan, dando explicaciones o hablando de temas relevantes a un público que hace rato le retiro la confianza por hechos de abusos y corrupción.  Todos dirán: “Este tipo no puede hablar sobre la corrupción porque tiene Tejado de Vidrio”.

El refrán dice: “Quien tiene tejado de vidrio, no tire piedras al de su vecino” y aconseja no criticar las faltas de otros cuando no se está libre ellas.

Entrevista imaginaria a un exponente de los Tejados de Vidrios:

¿Podría explicarnos Sr. Honorable estas boletas de honorarios emitidas por usted a la Empresa Nacional,  por una suma de 350 millones de pesos y cuya glosa dice: Asesorías varias?

Bueno, justamente se trata de eso: Varias Asesorías.

Sin embargo no hay ningún registro en esa Empresa de sus asesorías…

Eso es comprensible ya que las asesorías son de alta confianza y fueron entregadas en forma oral.

Tampoco existen registros de usted haber ido a reunirse con ejecutivos de la Empresa Nacional para esas asesorías que usted dice eran orales.

Es lógico, muchas de ellas las di telefónicamente o vía Skype…no recuerdo bien. También nos juntábamos en un Starbucks…

Cómo justifica que su mujer, sus hijos, su secretaria, sus dos cuñadas y la empleada de una de ellas hayan emitido boletas de Honorarios también a la Empresa Nacional por un total de 65 millones de pesos?

Eso lo desconozco, habría que preguntarle a ellos. No acostumbro a inmiscuirme en los negocios familiares….

A usted se le está acusando de emitir boletas de honorarios ideológicamente falsas ¿qué responde a esto?

Hay que dejar que las instituciones hagan su trabajo y la justicia intervenga frente a este tipo de acusaciones completamente infundadas, de quienes sólo desean provocar daño por razones que aún no logro dimensionar…

Cómo explica además, de que usted mientras emitía boletas de honorarios a la Empresa Nacional, ya era Senador y votó a favor de 2 leyes que favorecían a esa empresa.

En primer lugar durante el mes en que di todas esas asesorías pedí permiso al Senado para ausentarme sin goce de sueldo. En cuanto a mi voto, le recuerdo que el voto es secreto.

¿Se va a presentar a la re-elección?

Lo estoy pensando. A pesar de lo ingrato que a veces resulta estar al servicio del país y tener que pasar por situaciones como éstas, lo primero para mí es el país y los más necesitados, y eso merece cualquier sacrificio… “Quien nada hace nada teme”…

Gracias Senador

De nada…

 

 

Anuncios

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en Coaching. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s