Estuve en el Taller de Antonio Moya y Virginia Kobbe.

FACILITACION SISTEMICA DE EQUIPOS
ESCUELA CHILENA DE COACHING

A Antonio Moya ya lo conocía.
El año pasado asistí a su Taller “Cómo hacer un Proceso de Coaching a un equipo”, el cual comenté en mi blog  con el título “El mejor taller de los últimos años”

En aquella ocasión, yo quise decir que para mí fue una experiencia bendita. Este año estuve en el segundo capítulo de esta historia que indaga en el mundo de los equipos de trabajo, nos enseña caminos y herramientas para que podamos facilitar en las organizaciones, poniéndonos al servicio de los equipos de trabajo de nuestros clientes para hacerlos más felices, más seguros y por consecuencia más efectivos. Lo que Antonio enseña es lo que él ha ido descubriendo y descubriendo con su tremenda pasión y curiosidad.

Como era lógico mis expectativas eran moderadas y enrarecidas por ese paradigma de que las segundas partes siempre son o “más de lo mismo” o “menos de lo mismo”. Cuando algo es bueno la tentación de hacer la segunda versión es irresistible pero implica un tremendo compromiso, disciplina, creatividad, nuevos descubrimientos…

Este año Antonio vino muy bien armado, lo acompañó Virginia Kobbe, una española llena de ideas y talentos que poco a poco fue apareciendo durante las jornadas del taller y la verdad es que nos cautivó a todos. Ella ilustraba en los papelógrafos cada tema que transitamos, intervenía como facilitadora y se encargó de los espacios para el cuerpo y la música. Todo eso con su gracia, sabiduría y armoniosa presencia.

El Taller “Facilitación Sistémica de Equipos de Trabajo” es lo máximo que puede aspirar un coach que está buscando cómo intervenir en los equipos  de una manera simple, jugando, aprendiendo, emocionando, actuando, y con ese humor de suprema ironía de Antonio que tanto nos hizo reír.  El ironizaba a veces con el coaching ontológico, era muy divertido cuando caracterizaba algunas muletillas de esas  tan usadas por los coaches.

Mi impresión es que él es un gran coach… ontológico.
Antonio es un facilitador que trabaja en España y pertenece al CIVSEM, el Centro de Estudios de Valores.

El último día Virginia nos presentó un resumen gráfico de las tres jornadas que vivimos en el taller. La verdad es que pareció que habíamos estado como un mes junto.

“Los equipos tienen su tiempo,
 es el ritmo de los equipos”

“La puerta que permite pasar de la confusión a la innovación es soltar

“No abras melones que después no puedes cerrar”

“Una carta muestra el destino, las otras tres son el camino”

Alberto Alvaro, Director de la Escuela Chilena de Coaching y responsable de que todo esto haya sucedido, recibe su merecido diploma.

¿Por qué será que siempre que vivimos una experiencia como ésta, el grupo que nos toca es exactamente el que tenía que ser, el mejor, lo máximo!
¿Será una cuestión del universo?

 

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en Coaching, Coaching social, Historias, Humanidad, talleres, Valores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s