¿Estás decepcionado? (a)

 “Muchas veces la frialdad no es la falta de sentimientos si no la abundancia de decepciones”

friasfoto

Primero el asombro, luego la tristeza… o tal vez la rabia.

Así se siente una decepción.

La decepción marca el fin de una admiración, de una ilusión, de una expectativa. Algo se descubrió ante nuestros ojos y nos provocó esa herida dolorosa que llamamos decepción.

Nada será como antes, la confianza se alteró.

¿La decepción fue con un amor, con una amistad, con un familiar, con un principio, con un valor…? da igual, todo puede ser decepcionante

En nuestro país, estos últimos 2 años han sido los años de las grandes decepciones. Quienes eran nuestros referentes  y dejábamos en sus manos, por ejemplo, el futuro del país, mostraron un lado  perverso y descubrimos  que todos, sin distinción, eran parte del mismo engaño.

Lo que muchos no imaginaban y lo que otros sólo sospechaban, quedo expuesto descarnadamente ante la opinión pública. Varios incluso siguieron decepcionando una y otra vez hasta que el asombro se va agotando y pierde su importancia.

La decepción es tan grande que nuestro futuro está sumido en la incertidumbre, cualquier cosa podrá pasar, todo es impredecible. Ninguna encuesta ha podido acertar y pareciera que ya nadie quiere decir lo que verdaderamente piensa o desea, o tal vez ni siquiera lo sabemos, todo parece ser relativo.

La decepción, puede ser muy riesgosa para los destinos de un país y del mundo, ya que por castigar al Sistema que conocemos (y nos decepciona)  podemos escoger un Sistema que no conocemos… Cuántas veces  ha pasado esto en el mundo entero y también en nuestro país.

El cambio es vital.

¿Qué sería entonces lo contrario a decepción?

Lo contrario es admiración, es asombro pero de origen positivo, estimulante, entusiasmador. También es la transparencia, los valores, la confianza.

La diferencia es notable y emocional. Sin una esperanza, sin entusiasmo, sin ganas y decepcionados somos un desastre y podemos cometer grandes errores , como los que ya estamos cometiendo.

¿Tienes alguna idea de cómo entusiasmar al país?

Se agradece de corazón.

Anuncios

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en Coaching, Humanidad, Política, Valores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s