AISLADOS SEMANAS EN UN SUBMARINO (sin el Corvid-19)

Uno de los efectos que ha producido el COVID-19, es que ciertos gobiernos han  decretado cuarentena preventiva en los hogares, objeto disminuir gente en las calles y con esto minimizar los riesgos de contagio. Los submarinistas son profesionales altamente capacitados y entrenados para operar largos períodos de tiempo sumergidos y en un ambiente de aislamiento permanente. Es por esta razón que el presente artículo pretende dar a conocer ciertas características que permiten a los submarinistas sostener el aislamiento.

El párrafo siguiente corresponde a un extracto del libro Ataúdes de Acero, el cual cuenta historias de la vida a bordo de los submarinos alemanes de la Segunda Guerra Mundial y que en definitiva resume la vida que llevan a cabo los marinos que tripulan los submarinos.

Los hombres, enjaulados en el tambor que no cesaba de sacudirse, tomaban el movimiento y la monotonía con estoicismo. Ocasionalmente, alguien estallaba, pero los ánimos se mantenían bien altos. Todos éramos pacientes veteranos. Todo el mundo a bordo tenía un aspecto similar, olía igual y adoptaba las mismas frases. Aprendimos a vivir juntos en un estrecho cilindro no más largo que dos vagones de ferrocarril. Tolerábamos las fallas de los demás y nos volvimos expertos en los hábitos de los otros: como reía, rezongaba, hablaba y roncaba el otro, como bebía su café y se acariciaba la barba. La presión aumentaba con el paso de cada día sin avances, pero podría ser aliviada en un instante con el avistamiento de un convoy.

(Wegner, 1979).

Las características de operación de un submarino, produce que permanezca largos períodos de tiempo sumergido sin ver la luz del sol, sin comunicaciones telefónicas ni redes sociales, lo que obliga a que los miembros de su dotación ser capaces de adaptarse a una vida en espacios reducidos, sin la comodidad del hogar y sometidos a largas rutinas de mantenimiento y entrenamiento con el propósito de cumplir con los estándares de operación esperados.

Una de las medidas recomendadas para minimizar el contagio por el COVID-19 es el aislamiento parcial de las personas en sus hogares , lo que obliga a trabajar remotamente y a efectuar diversas actividades como parte de una rutina; no obstante, es una situación a la cual la gran mayoría de las personas no están acostumbradas y podría generar más de algún inconveniente.

En base a lo anterior, ¿cómo lo hace un submarinista para adaptarse al aislamiento?

A continuación, se exponen 10 características propias de la vida a bordo de los submarinos que permiten controlar el estrés de estar sometido a un aislamiento permanente, a partir de las cuales, se podrán extraer ciertos consejos y recomendaciones que permitirán sobrellevar un período de cuarentena en el hogar.

Rutina

El medio en el que se desenvuelve un submarino es complejo y presenta múltiples dificultades para la operación; sin embargo, su dotación está sometida a una rutina de trabajo, mantenimiento y entrenamiento muy exigente, programada y dirigida por el segundo comandante , con el propósito operar de manera segura y cumplir con los estándares de operación esperados.

  1. Herramienta contra la ansiedad: Muchos comandantes de submarinos coinciden en que la clave para evitar la sensación de claustrofobia y ansiedad es la rutina, pues mantiene la mente y el cuerpo ocupados.

A modo de ejemplo, la rutina a bordo está compuesta por:

  • Vigilancia permanente del entorno acústico
  • Supervisión de instrumentos y parámetros
  • Rutinas de limpieza de los diferentes departamentos del submarino, de manera muy acuciosa y detallada
  • Ayuda en la preparación de alimentos
  • Ejecución de zafarranchos (simulacros) de emergencias
  • Entrenamiento táctico de lanzamiento de torpedos y operaciones especiales
  • Ejercicios de entrenamiento físico
  • Tiempo de descanso

Lo anterior, permite mantener un equilibrio mental que evita la ansiedad y la sensación de encierro.

Para combatir el aburrimiento, establezca una rutina similar a la de los submarinos, que incluya:

  • Horario para levantarse y acostarse
  • Limpieza de la casa (aproveche de limpiar los lugares de difícil acceso que normalmente no considera en una limpieza cotidiana)
  • Preparación de las comidas que incluya la participación del grupo que se encuentra con usted
  • Establecimiento de horarios de trabajo y/o estudio
  • Rutina de actividad física
  • Tiempo de descanso y ocio

 Distribuya su rutina priorizando las tareas que requieren más tiempo y varíela de vez en cuando con actividades novedosas, objeto no se transforme en una rutina monótona.

  1.  Metas: Una de las medidas que permite mantener motivado a los submarinistas es establecer actividades basadas en pequeñas metas.

 Las metas en un submarino se materializan, por ejemplo, en la obtención de resultados satisfactorios de ejercicios efectuados, cumplimiento de puntos de control de la navegación, resolución de pequeñas fallas, cumplimiento de tareas dadas por el segundo comandante , entre otras.

Tome ventaja de esta herramienta, ya  que por muy pequeña que sea, generará una sensación de satisfacción que contribuirá a mantener motivado al grupo y de esta manera combatir el aburrimiento que se pueda generar por la monotonía de la rutina.

Comunicación

Una de las definiciones que presenta la Real Academia Española sobre esta palabra,  hace referencia al “trato o correspondencia entre dos personas”. Desde este punto de vista, la comunicación es fundamental para hacer que el tiempo de aislamiento sea más agradable.

  1. Tiempo para conversar: Uno de los beneficios de estar rodeado de un grupo de personas en un entorno cerrado y por un período de tiempo prolongado, es que genera múltiples espacios para conversar. En un submarino, se conversa de diversas materias que incluyen temas personales, profesionales, familiares, de actualidad, anécdotas y chistes, entre otros, lo cual permite estrechar los lazos y conocer mejor a los miembros del equipo.

Aproveche esta situación y dese un tiempo para conversar temas diversos con sus familiares y amigos, temas de los que normalmente no habla; no solo porque lo mantendrá ocupado, sino que también, porque desde una perspectiva sicológica lo transportará a otro contexto, permitiendo que el tiempo pase más rápido; recuerde minimizar los temas de política, religión y fútbol, lo más probable es que genere una discusión innecesaria.

  1. Comunicación integral: Una de las características de la comunicación entre submarinistas es que se trata de explotar al máximo el concepto de “hablar menos y escuchar más”, no sólo porque se requiere estar atento a escuchar alguna alarma o ejecutar algún procedimiento, sino porque también, es necesario para comprender de mejor manera lo que la otra persona quiere expresar.

Otro aspecto relevante inmerso en la comunicación integral tiene que ver con la honestidad a la hora de expresar sus  inquietudes, es decir, cuando tenga un problema o no esté de acuerdo con algo, no dude en exponerlo, aunque genere una pequeña discusión; al final, el equipo tendrá un mejor pasar y se lo agradecerán.

Vida de cámara

La vida de cámara es un concepto que hace referencia al compañerismo y camaradería que se vive al interior de un submarino. Una cámara es un espacio destinado para compartir (similar a un comedor) en el que los submarinistas arranchan (desayuno, almuerzo y cena), pero también es utilizado para jugar juegos de mesa, ver una película o simplemente disfrutar de conversaciones anecdóticas e historias marineras.

Destine más tiempo a actividades en las que pueda compartir con el grupo que está en su casa, por sobre que el tiempo que utiliza para el monitoreo de las redes sociales. Cambie Facebook, Instagram y Twiter por juegos de mesa, rompecabezas, crucigramas y sudokus.

  1. Importancia de las ocasiones especiales:

Los segundos comandantes saben que, en ocasiones, es importante romper la rutina para evitar caer en una monotonía, es por esto que se aprovecha cualquier ocasión especial como: cumpleaños, anuncio del embarazo de la esposa de un miembro de la cámara o fechas que conmemoran algún hecho importante como el aniversario del submarino o el cruce de la línea del Ecuador

Estando en la casa, no deje pasar las fechas importantes, organice actividades que incluyan la preparación de una comida distinta, la confección de un disfraz o pequeñas competencias de dibujos que representen la fecha que se está conmemorando.

Autocuidado

El autocuidado considera ciertos aspectos importantes a la hora de optimizar la energía necesaria para el funcionamiento diario.

  1. Ejercicio físico: A pesar de que el espacio del submarino es muy reducido, con ingenio y voluntad es posible encontrar lugares que permitan ejercitar la musculatura del cuerpo. No es necesario contar con el equipamiento de un gimnasio para generar un desarrollo físico que permita entregar la energía requerida para el trabajo y la rutina diaria.

Maximice el uso de programas de entrenamiento funcional que no requieran elementos adicionales al propio cuerpo y que contemplen el desarrollo de la mayor cantidad de grupos musculares. No olvide hidratarse y elongar antes y después de la ejecución de estos.

  •  Estudio: Mantener la mente activa, es sinónimo de buena salud. Lograr comprender la operación de todos los sistemas a bordo de un submarino requiere de un estudio y capacitación constante, lo cual contribuye al desarrollo mental necesario para la resolución de posibles fallas o situaciones a las que un submarinista se pueda ver enfrentado.

Aproveche este tiempo para efectuar estudios modalidad on-line; existen múltiples plataformas que brindan cursos a distancia de materias entretenidas, que le ayudarán a cultivar su desarrollo intelectual y cultural.

  •  Aseo: Debido a que el agua de un submarino es limitada, se efectúan regímenes de aseo, materializados en duchas periódicas (normalmente cada cuatro días) y la supresión del afeitado diario, con el propósito de optimizar el agua a bordo.

 Además, la tenida que debe usarse tiene características especiales que brindan seguridad adicional en caso de un posible incendio, por lo cual, un submarinista normalmente no se cambia de ropa diariamente, sino que de manera periódica al igual que la ducha.

Ya que usted tiene la posibilidad de bañarse y cambiarse de ropa todos los días, aproveche de hacerlo, genera una sensación de limpieza que representa comodidad y bienestar, contribuyendo a vivir el día a día de mejor manera.

  • Alimentación: La alimentación es considerada uno de los mayores factores de bienestar a bordo un submarino. Es por esto que los submarinos cuentan con una cocina y con un cocinero especialista que se esmera, día a día, por preparar la mejor comida que se pueda con los víveres asignados. En los submarinos se respeta un menú variado, pensando en las calorías necesarias para rendir en las distintas actividades diarias, pero también se basa en un plan nutricional que permita mantener el peso de los miembros de la dotación.

Ya que está en su hogar , aproveche de preparar comidas variadas que normalmente no come, que aseguren mantener el peso recomendado de acuerdo a su estatura. Dado que probablemente no efectuará la actividad física que normalmente hacía, trate de no improvisar con dietas extremistas, ya que pueden ocasionar daños mayores y un sufrimiento adicional (al privarse de la comida que le gusta), situación que no es necesaria para este período.

Respeto

La Real Academia Española, define respeto como: “Miramiento, consideración, deferencia.” Lo anterior es la clave que permite vivir con un grupo de personas aisladas por un periodo de tiempo prolongado.

  •  Privacidad: A diferencia de una casa, en un submarino solamente existen las puertas de los baños, el resto de los departamentos cuentan con cortinas para separarlos y así brindar algo de privacidad.

En ocasiones, especialmente en los horarios de descanso, hay personas que prefieren no hablar ni participar de actividades de camaradería y simplemente quieren estar tranquilos en su litera escuchando música o viendo una película, lo cual no debería representar un problema, dado que al estar sometido a un espacio común la mayor parte del tiempo genera que se quiera buscar un espacio de privacidad.

En base a esto, si en su hogar  hay ocasiones en que un miembro del grupo no quiere compartir, no lo obligue a participar de actividades que estén enmarcadas fuera de los deberes y responsabilidades, porque simplemente está buscando un momento de privacidad.

Tolerancia

A medida que transcurre el tiempo de confinamiento, el ser humano tiende a volverse más intolerante. En un aislamiento bajo el mar, cualquier conflicto puede provocar una situación de tensión. Es por esto, que la clave es que todos aprendan a tolerar las manías de sus compañeros. Es normal que en situaciones de aislamiento afloren tics que pueden sacar de quicio a otra persona.

La recomendación es, en primer lugar,  identificarlos. Luego, conocer el propio nivel de reacción que se produce, el cual se puede manifestar con un aumento de la temperatura corporal, tensión de los músculos o dolor de cabeza, con el propósito de poder controlarlo antes de llegar a un nivel de ira tal,  que desencadene un actuar inapropiado  del cual más tarde me podré arrepentir.

Por otra parte, trate de minimizar la atención al comportamiento de los otros compañeros del grupo a través de la lectura de un libro de interés, dado que,  al leer, el nivel de concentración aumenta, bloqueando la percepción de tics de otras personas que puedan estar sucediendo paralelamente.

 Incertidumbre

Incertidumbre es el antónimo de certidumbre, que es la “firme adhesión de la mente a algo conocible, sin temor de errar” (RAE, 2020). En ese sentido, las misiones a las que debe enfrentarse un submarino junto a su dotación cuentan con un gran componente de incertidumbre. Lo anterior,  sustentado por el desconocimiento de lo que rodea al submarino (al ser un tubo de acero cerrado, las personas son incapaces de percibir, con precisión,  lo que pasa alrededor del submarino, solo  es posible hacerlo a través de los sensores de este, los cuales para operarlos es necesario respetar ciertas restricciones de operación) y también, desde el punto de vista táctico, la presencia de un submarino alertará a toda una fuerza que maximizará el empleo de sus medios y sensores para detectarlo y posteriormente hundirlo. Esta situación genera un alto grado de incertidumbre, dado que se debe trabajar con variables desconocidas y con una permanente sensación de no saber lo que se viene, lo cual, naturalmente, producirá un aumento de la ansiedad de los miembros de la dotación, lo que a su vez incrementa la irritabilidad de estos.

Para mitigar este efecto, los oficiales submarinistas son sometidos a un exigente proceso de entrenamiento, bajo una alta presión sicológica, que les permite manejar el efecto de la incertidumbre. Por otro lado, las operaciones submarinas deben ser provistas de información útil proveniente de fuentes confiables, las que permitirán tomar buenas decisiones y optimizar el resultado de estas a favor del submarino.

Sin duda, una sensación de alta incertidumbre reina en los hogares, producto del CODIV-19, al no tener claro cuánto durará esta pandemia. Para minimizar esta situación,  procure seleccionar fuentes de información confiables y evitar las llamadas fake news. Finalmente, al igual que un submarinista, no se desespere, tome decisiones basadas en la información certera que tiene. Confíe en sus instintos y no deje que la presión de la situación le lleve a tomar decisiones erradas, sea prudente y actúe con inteligencia racional.

Descanso

El estar sometido a un confinamiento permanente y ser partícipe de una rutina exigente, genera un cansancio físico y mental en los submarinistas, por lo que se hace necesario tener espacios para dormir y recuperar la energía invertida en el quehacer diario.

En los submarinos, al estar en un tubo de acero sin ventanas, las 24 horas del día transcurren bajo la luz eléctrica; no obstante, para colaborar con el descanso y permitir un adecuado ciclo del sueño, es que se efectúa un juego de luces que permite diferenciar el día de la noche. Cuando las luces de color blanco están encendidas significa que en el exterior es de día y, cuando éstas se tornan rojas, significa el sol se escondió y reina la oscuridad en la superficie.

Aproveche este tiempo de permanencia en su casa para descansar, dormir y recuperar la energía gastada producto del estrés de la crisis y lo agotador del trabajo y la rutina.

Trate de generar ambientes armónicos de descanso,  considerando detalles como apagar la luz y la ventilación del espacio de descanso.

 Trabajo en equipo

“Cuando se trabaja en equipo, los esfuerzos de los miembros se potencian, disminuyendo el tiempo de acción y aumentando la eficacia de los resultados.”

(Gómez, 2020).

 La operación de un submarino se basa en el trabajo en equipo, pues el error de un miembro de la dotación puede provocar que, desde el comandante  hasta el último marinero,  no vean la luz del sol nunca más.

Cada miembro de la dotación cumple un rol dentro del equipo. A bordo se cuenta con operadores de sonar, mecánicos, comunicantes, electricistas y cocineros, entre otros. A pesar de que cada uno cumple funciones de acuerdo con su especialidad, existe un característico espíritu de cuerpo y compañerismo marcado por la ayuda constante al que lo necesite.

El segundo comandante junto a los jefes de departamento , procuran siempre distribuir los trabajos de acuerdo al tiempo y a las capacidades de cada uno, de manera de optimizar el rendimiento del equipo en general.

En su casa, explote al máximo las virtudes de los miembros de su familia, todos de alguna u otra forma aportarán al diario vivir.

Liderazgo

El comandante es la persona que carga con la responsabilidad absoluta del submarino, tanto del punto de vista del material como del personal. Es la persona que tiene más experiencia a bordo y, por lo tanto, es el que toma las decisiones finales sustentado por la confianza que deposita cada submarinista en el. 

En este sentido, el comandante transmite una sensación de serenidad y control, que es fundamental para el desarrollo de actividades de alto riesgo, y la resolución de situaciones de tensión que se puedan generar entre los miembros de la dotación.

Dentro del hogar hay líderes naturales, normalmente personificados en la figura de los padres o hermanos mayores, quienes, al igual que los comandantes de los submarinos, deben procurar mantener un ambiente tranquilo y sereno al interior de la casa. Por otra parte, deben promover las características de solidaridad,  al brindar la ayuda del que más lo necesite en determinados momentos. Finalmente, esta responsabilidad no es delegable, traspasable ni eludible, por lo que también requiere de un esfuerzo mayor por parte del líder, para lograr mantener un ambiente de armonía.

Conclusiones

Si los submarinistas son capaces de vivir en condiciones de aislamiento, sin comunicaciones ni redes sociales, es porque maximizan las características expuestas en los párrafos anteriores, las que,  a su vez, permiten controlar la ansiedad y la sensación de claustrofobia.

Lo invito a considerar estas características y aplicarlas en su hogar mientras dure su aislamiento, le aseguro que traerá múltiples beneficios y evitará más de algún episodio de incomodidad.

Finalmente, recuerde que este es un aislamiento parcial y así como los submarinistas anhelan en lo más profundo de su interior aflorar, disfrutar de la brisa, la luz del sol y ver en el horizonte el puerto que los espera, nunca pierda la perspectiva de que en un futuro cercano volverá a su vida cotidiana normal.

 

REVISTA DE LA MARINA EDICION Nº 974

 

&&&&&&&&&&&&

Referencias:

  1. Gómez, B (2020). “10 Claves del Trabajo en Equipo”. Entrepreneur Media Inc. Recuperado de: https://www.entrepreneur.com/article/267144   [26 marzo 2020].
  2. Real Academia Española (2020). Definición de Comunicación recuperado de: https://dle.rae.es/comunicaci%C3%B3n [25 marzo 2020].
  3. Real Academia Española (2020). Definición de Respeto recuperado de: https://dle.rae.es/comunicaci%C3%B3n [26 marzo 2020].
  4. Real Academia Española (2020). Definición de Certidumbre recuperado de: https://dle.rae.es/comunicaci%C3%B3n [26 marzo 2020].
  5. Werner, H (1979). Ataúdes de acero. Editorial Vergara. Barcelona, España. Pág. 83

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en asombro, covid-19, Humanidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s