La Corrupción es Independiente

Es increíble que en medio de la gravísima situación que estamos viviendo,
aún aparecen casos de corrupción, como si nada estuviera pasando en nuestro país.

La corrupción no pertenece a ninguna iglesia ni partido ni agrupación política. En realidad la corrupción no tiene ni Dios ni Ley, es una conducta que se manifiesta en aquellas personas débiles o carentes de principios y valores, cuando surge una oportunidad de engaño para beneficiarse con dinero o bien con alguna cuota de poder.

Intentar identificar a los corruptos por su condición social, etaria, étnica, intelectual, política o religiosa es inútil e injusto. Los corruptos se desarrollan igual en todas las condiciones.

Cuando acusamos a nuestro parlamento de ser una cueva de corruptos, lamentablemente involucramos a todos los parlamentarios y aunque pareciera que son mayoría, hay algunos que actúan defendiendo sus principios y honrando el mandato para lo cual fueron elegidos.

Son pocos pero aún existen.

Es la corrupción de estos personajes la que nos ha llevado a vivir esta interminable situación de caos y violencia. El abuso de poder por parte de quienes deberían cuidar el país, cuidarnos como ciudadanos, velar por nuestra tranquilidad y nuestros derechos.

Hoy aparece Gustavo Hasbún, un ex diputado, involucrado en una situación de coimas y favores, denunciado con sólidas evidencias… y el… miente “esto se trata de una asesoría” declara con firmeza. Es decir lo que éste ex parlamentario dice es que él sólo está mediando en una situación entre un proveedor del estado y el Ministerio de Obras Públicas para resolver un pago y por ello cobra 37 millones de pesos… a repartirse.

Entre tantos y tantos casos de corrupción que se han denunciado, éste nos recuerda al Senador Pizarro y las asesorías de sus hijos, o bien los pagos millonarios que recibe su esposa por parte de los carteles de los juegos de azar “ese es un problema de mi esposa, no mío” respondía el Senador cínicamente.

El Senador Pizarro sigue en el Senado e inclusive aparece periódicamente en la prensa opinando sobre la actualidad. Ahora nadie le hace ninguna pregunta incómoda, lo dejan hablar como si nada hubiera pasado.

Don Gustavo Hasbún sabe que en pocos días más ya no se hablará del tema y que pasando unos billetitos saldrá tranquilo de esta situación. Muy pronto lo tendremos opinando por la prensa sobre la política o tal vez el cambio climático, o bien muy ocupado en nuevas asesorías.

Qué difícil es apaciguar la rabia y la impotencia de quienes deseamos fervientemente el término de la violencia y hacer justicia frente a la corrupción.

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en Coaching. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s