El ocaso de los valores y el fin de los referentes.

 

Duele ver a nuestro país amenazado por la rabia, el abuso, la anarquía, y la impotencia. Duele también ver a los gobernantes y a los políticos intentando explicar lo que todos sabemos… sin referirse a lo que todos sabemos.
Lucen un tejado de vidrio impresionante que los mantiene cautivos de opinar libre y sinceramente.

Los saqueos que hemos asistido (sorprendidos y aterrorizados) no son muy diferente a los saqueos silenciosos de altos oficiales del ejército y carabineros. Ellos abusaron del poder y la enorme confianza que las autoridades y la ciudadanía depositó en su gestión para la defensa y el orden en el país, saqueando sin piedad las arcas fiscales.

Tampoco podríamos decir que las evasiones programadas aparecieron recién. La evasión tributaria, las boletas ideológicamente falsas, la irresponsabilidad social, la corrupción  y el engaño, han sido por larga data  la triste decepción de la ciudadanía: las clínicas, las afp, las isapres, los bancos, las farmacias, las eléctricas, las pesqueras, los pollos, las leches y tantos otros servicios y productos que la ciudadanía debe tener.

La ética está agonizando en la relatividad, y los sinvergüenzas la van acomodando a sus fechorías.

La negación reina y todos somos inocentes y los otros son todos culpables. En realidad somos todos, en mayor o menor medida, responsable de lo que nos está sucediendo.
No hay culpables como tampoco inocentes.

Son muy responsables, por ejemplo:

.- El Presidente, que a pesar de tener fama de avizor, nunca percibió el huracán que se avecinaba. Demostró ser más astuto que inteligente (esa astucia que lo ayudó enriquecerse, muchas veces mediante malas prácticas). Curiosamente no escuchó la voz de la ciudadanía, porque seguramente su atención está más atada a su codicia que a su humanidad.

.- El Ministro del Interior que demostró carecer de inteligencia emocional y de empatía, provocando antipatía en la ciudadanía. Se ha movido exactamente como lo haría un elefante en una cristalería.

.- Todos los otros ministros, profesionales serviles y acostumbrados a llevarle las de abajo al Presidente, nada percibieron y si percibieron algo no se atrevieron a decirle.

.- El par de ministros que ironizaron con los dramas que vive la ciudadanía y que hoy están escondidos en su inútil arrogancia.

.- Los diputados y senadores que desde hace ya muchos años no tienen ninguna identificación ni cercanía con sus adherentes, ni con sus ideologías, ni con sus promesas, ni con su dignidad. Abandonaron sus valores y se acurrucaron en la comodidad de lujos y viajes, en el dinero y en el poder. Corruptos que se vendieron a quienes justamente ellos debían controlar y vigilar.

.- El senador Pizarro que es un símbolo de la codicia, del engaño, del abuso y la burla a toda la ciudadanía por parte de los honorables congresistas.

.- El senador Letelier, una vergüenza para la familia chilena que creyó en él y lo apoyaron en cariño y  compasión por la terrible pérdida que fue su padre. Hoy parece un verdadero mafioso que se mueve entre verdaderos mafiosos.

.- El senador Navarro quien se vendió a Diosdavo…. y eso si que es peligroso.

.- El partido socialista, que ha sido fruto de inspiración y devoción a tantas generaciones que soñaron con un mundo mejor y más justo. Hoy se mantiene desesperadamente en un rincón del poder gracias a su cercanía con el narcotráfico. Es duro decirlo.

.- Sergio Melnick y Hugo Gutierrez que como tantos otros twitteros día a día entregan mensajes cargados de odio e intolerancia.

.- Los políticos, dirigentes y líderes de opinión, que hoy apenas se pueden acomodar para intentar sufridamente decir algo inteligente, algo que tampoco nunca dijeron antes. Ninguno de ellos sabía lo que estaba pasando porque nunca estuvieron cerca de la ciudadanía, estaban ocupados acumulando poder y dinero.

.- Las empresas coludidas ¡qué vergüenza!

.- La TV y la farándula que ha descerebrado a los jóvenes y a los ociosos.

.- Todos los referentes: los políticos, los intelectuales, los inspiradores, que nos han manipulado por años para seguirlos y comprarles su información y astutos conocimientos ¡qué decepción!

.- Todos los ciudadanos que viven en una cómoda burbuja y que a pesar de ser honestos y respetar  valores humanos, callaron o bien hablaron tan bajo que nadie los escuchó.
En estos me incluyo.

Se han abierto las puertas para que la delincuencia, los vándalos, avancen con fuerza entre  medio de tanta gente débil.

Se han abierto las puertas también para que logremos nuevas conversaciones que hagan de nuestro Chile un país más justo, más humilde, más seguro y por sobre todo que se respeten los valores humanos.

La palabra la tiene ahora Su Excelencia,

Acerca de Jorge Olalla Mayor

Publicista, Director Creativo, Coach Ontológico
Esta entrada fue publicada en adulto mayor, asombro, Coaching, Historias, Humanidad, Justicia, Mobbing, Municipalidades, Política, tercera edad, Valores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s